PRONUNCIAMIENTO “MUJERES POR JUSTICIA”

La violencia contra las mujeres no es un problema aislado ni privado, muy al contrario, se ha convertido en un problema estructural y sistemático, de carácter social y perjudicial para la salud social de las mujeres, en Arequipa desde el 2015 hasta la actualidad hemos tenido 136 víctimas de Feminicidio, somos la segunda ciudad con mayor número de denuncias de violencia sexual, durante este año se han investigado 797 casos de mujeres víctimas de este delito, y la violencia familiar nos desborda, tanto es así que hasta julio del 2018 se vienen investigando en el Ministerio Publico 5915 casos.Las mujeres somos objetivadas, estereotipadas, minimizadas, violentadas y asesinadas todos los días en nuestro país, la violencia hacia la mujer nace por la falta de equidad en las relaciones entre hombres y mujeres, la discriminación constante que sufrimos, la carente educación con enfoque de género, que propicie la igualdad y respeto a la diversidad, es así que 24 años después de la Conferencia Mundial de Derechos Humanos de 1993, donde se reconoció la violencia contra las mujeres como una VIOLACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS, seguimos luchando para hacer real y efectiva esta declaración, ya que el Estado a través del Sistema de Justicia no ha podido garantizar nuestros derechos, dándole la espalda a las mujeres en el Perú.En su mensaje a la Nación, el presidente Martín Vizcarra mencionó la importancia de erradicar el machismo de nuestro país, por lo tanto, exigimos una revisión del sistema educativo y judicial, ya que LA NECESIDAD DE UN SISTEMA DE JUSTICIA Y EDUCATIVO CON ENFOQUE DE GÉNERO es crucial para conseguir políticas públicas efectivas, y profesionales competentes que las respalden, de igual manera, se debe establecer el “ENFOQUE DE GÉNERO” como una política a ejecutar por el Poder judicial en todos sus niveles.Demandamos la REFORMA DEL SISTEMA DE JUSTICIA, para que los procesos de investigación se realicen con una DEBIDA DILIGENCIA, en la que los operadores de justicia agoten todas las actuaciones necesarias para GARANTIZAR A LAS MUJERES ACCESO A JUSTICIA, que el proceso de investigación esté LIBRE DE ESTEREOTIPOS DE GÉNERO, en el que se cuestiona a las víctimas por su actuar y se las ataque con la finalidad de desacreditar sus testimonios, donde es ella la que termina siendo juzgada para liberar al agresor. Se den las garantías para la NO REVICTIMIZACIÓN, es agotador para todas las victimas tener que contar una y otra vez su historia, hablar con diferentes personas para que puedan creerles, cuando la ley 30364 ordena que en casos de Violencia sexual todas las víctimas, tanto menores como mayores de edad rindan su declaración en una Cámara Gessel.Así mismo, exigimos a los operadores de justicia UNA CORRECTA APLICACIÓN DE LAS NORMAS, como ejemplo el caso del Decreto Legislativo 1323, publicada el 06 de enero de 2017, donde se sanciona la violencia psicológica que no constituya daño psíquico, la que puede ser determinado mediante un examen pericial de alguna entidad pública o privada especializada en la materia, sin embargo, en la actualidad la violencia psicológica sigue gozando de impunidad por una mala aplicación de la norma.En el año 2015 se publicó la ley 30364, para dar medidas de protección efectivas a las víctimas de violencia durante la investigación, sin embargo, por una mala praxis de los operadores de justicia al no estar correctamente CAPACITADOS EN TEMAS DE GÉNERO, se genera impunidad en el sistema de justicia, lo que se puede ver a diario ya que en lugar de proteger a la víctima terminan protegiendose también al agresor, como si la legitima defensa no existiera para las víctimas de violencia de género.Además, exigimos que los Jueces de Familia encargados de dar medidas de protección, dejen de tramitar los procesos de violencia familiar como conciliaciones, ya que el Informe de Adjuntía “La Ley N° 30364, la administración de justicia y la visión de las víctimas” indica que el 51% de los jueces y juezas considera que las situaciones de violencia en las relaciones de pareja pueden ser resueltas mediante la conciliación de las partes, señores jueces LA VIOLENCIA NO SE CONCILIA.Finalmente, pedimos la CREACIÓN DE ESPACIOS EN LOS CUALES SE PERMITA PARTICIPAR A LA SOCIEDAD CIVIL, con finalidad de vigilar que el sistema de justicia sea eficaz y se aplique con perspectiva de género, donde los órganos de control del Poder judicial, Ministerio Publico y Colegios de Abogados rindan cuentas a la sociedad civil sobre el actuar de los magistrados, fiscales y abogados que no garantizaron los derechos de las víctimas.